BBVA da siete claves para no malgastar tu dinero en 2023

La inflación y los consecuentes aumentos del nivel de vida y pérdida del poder adquisitivo han añadido importancia al cómo ahorrar. Más de la mitad de los hogares tienen dificultades para llegar a final de mes.

BBVA da siete claves para no malgastar tu dinero en 2023
BBVA, entidad bancaria
Javier Martín

Ahorrar se ha convertido en una premisa fundamental para la economía personal. Por ello, BBVA ofrece varios consejos para que todos sus clientes ahorren en 2023. Esta acción cobra aún mayor sentido con la entrada de la inflación desde prácticamente el final de la pandemia, que ha ahondado en la consecuente pérdida de poder adquisitivo por el aumento del nivel de vida. El dinero vale más, por tanto, hacer un eficiente e inteligente uso de él resulta todavía más trascendental que nunca.

Ahorrar significa destinar una parte de los ingresos o rentas disponibles a gastos más orientados al medio-largo plazo, ya sea para acometer potenciales imprevistos u objetivos futuros. Sin embargo, no todo el mundo está en disposición de controlar sus gastos presentes con tal de facilitar el ahorro para mejorar su salud financiera y lograr ese ansiado equilibrio económico que proporciona el correspondiente bienestar y calidad de vida.

El informe de confianza del consumidor de julio de 2022 llevado a cabo por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) evidencia que más de la mitad de los hogares españoles (51,7%) tiene dificultades económicas para llegar a fin de mes. Algo de lo que se extrae la imposibilidad de ahorrar, ya sea por no poder al tener que invertir todos los recursos disponibles al inmediato plazo, por no saber, por falta de estrategias, o directamente por no conocer la importancia de no malgastar el dinero. Este es uno de los primeros consejos a seguir, como explica Montserrat Guillen, catedrática de Economía de la Universidad de Barcelona.

Consejos para ahorrar: limitar el gasto y anticipar imprevistos

“Recomiendo gestos como autolimitarse en el gasto con la tarjeta de crédito. Eso implica ponerse un límite mensual de forma que no pueda sobrepasarse y que esté dentro de las posibilidades de cada cual. También pensar en los imprevistos. Por ejemplo, fijar un nivel mínimo de saldo en cuenta, no puede bajar más de ese determinado nivel. Si ya se ha llegado a él, no gastar más”, comienza explicando.

“A esto le añadiría analizar el gasto realizado durante un mes y verlo por categorías. En algunas familias se gasta demasiado en encargos de comida preparada. Se puede limitar el número de pedidos y fomentar que se prepare la comida uno mismo. Realizar un presupuesto mensual equilibrado y luego seguirlo, y detectar por qué se han producido desviaciones es fundamental”.

Cómo ahorrar

Estos consejos sirven de puente para conocer los siete pilares para ahorrar a los que se refiere BBVA. Entre ellos, la entidad bancaria ha resaltado los siguientes aspectos:

  1. Monitorizar los gastos. Saber cuánto dinero entra, cuánto sale y en qué se gasta. Se recomienda hacer uso de un registro escrito, ya sea físico o virtual, a través de una aplicación o una hoja de datos.
  2. Identificar los motivos de gasto. ¿Por qué se gasta alguien el dinero en algo? ¿qué le impulsa a eso? ¿necesidad verdadera o simplemente impulsos emocionales o psicológicos, es decir, las tentaciones? Evitar comprar en situaciones de estrés o ansiedad, alejadas de la normalidad, o alejarse de tiendas o productos favoritos que en ese momento no son estrictamente necesarios son algunas de las pautas.
  3. Limitar los gastos hormiga. Son los gastos, que por su reducida cantidad, acaban pasando desapercibidos, con tendencia a acumularse y acabar suponiendo un lastre que impide el ahorro. Es decir, los chicles que coges en el supermercado, el postre del restaurante que se puede evitar o esos pantalones que se compran por capricho. En definitiva, gastos superfluos.
  4. Preferencia por el efectivo. Monitorizar los gastos usando la tarjeta de crédito o débito es sumamente más difícil que hacerlo usando dinero en metálico, lo que acaba derivando en más gastos. Aunque también es posible establecer límites en las tarjetas de forma sencilla mediante las aplicaciones de los bancos.
  5. Gastos verdaderamente efectivos. ¿Merece la pena esa suscripción de Netflix? ¿Se está haciendo uso todo lo que se debería de esa triple mensualidad en el gimnasio? En otras palabras, comprobar si esas partidas de dinero son efectivamente rentables y necesarias para cada uno.
  6. La lista de compra. Programarla debe ser un ritual. Hacer la compra, como se viene diciendo popularmente, se ha convertido en un arte. Existen trucos para abaratar la cesta, como acudir los últimos días de la semana, cuando los supermercados rebajan los productos que van a caducar, estar atento a las ofertas o promociones o adquirir lo verdaderamente estructural.
  7. Alejar la tentación. Eliminar las notificaciones o correos electrónicos de restaurantes o tiendas y sus posibles promociones.

Otras noticias interesantes

Lo más leído

Archivado en:

OTRAS NOTICIAS INTERESANTES